La escasa movilidad de la columna torácica hace que las articulaciones intervertebrales a este nivel sean sometidas a una sobrecarga menor de lo que lo son a nivel lumbar o cervical, esto hace que la degeneración a nivel torácico de éstas articulaciones sea menor y con ello las estenosis de canal a este nivel.Patología lumbar: estenosis del canal torácico

Clínica:

El paciente presenta un cuadro más o menos progresivo de pérdida de fuerza y sensibilidad en las extremidades inferiores debido a la compresión que sufre la médula al disminuir el tamaño del “estuche” óseo en el que se encuentra albergada, el canal raquídeo torácico.

Diagnóstico:

La historia clínica y la exploración física nos orientaran sobre la localización de la patología, las pruebas de imagen, especialmente la resonancia magnética, serán de gran importancia a la hora de objetivar la patología subyacente ayudandonos a delimitar los niveles afectos y el tamaño de la descompresión quirúrgica.

Tratamiento:

El tratamiento será quirúrgico. El objetivo de la cirugía será ampliar el tamaño del canal raquídeo, para ello resecaremos las láminas de las vértebras afectas, parte posterior de la vértebra que cierra el canal por su parte posterior.