dia-mundial-ictus-2016
octubre 29, 2016 Actualidad No hay comentarios

El principal objetivo del Día Mundial del Ictus 2016 es incidir en la necesidad de llevar a cabo actividades preventivas así como reconocer las señales de aviso de un posible ictus y la forma de actuar para evitarlo. Para ello, hospitales de toda España van a poner en marcha diversos puntos informativos con pruebas de control de presión arterial, glucemia y eco doppler carotideo. Se trata de una iniciativa de gran valor con la que se pretende animar a la gente a comprender los factores de riesgo cerebrovascular, tales como la hipertensión arterial o la diabetes. Además, este año, y por primera vez, se ha diseñado un lazo naranja que identificará a las personas que quieran hacer una labor de concienciación en torno a esta enfermedad.

¿Qué es un ictus?

El ictus, embolia, accidente cerebrovascular, apoplejía,… cualquiera de estos términos se refiere a cuando se interrumpe el riego sanguíneo a parte del cerebro. Puede ser por un coágulo que obstruye el paso de la sangre hacia una parte del cerebro (ictus isquémico) o bien por una hemorragia originada por la rotura de un vaso cerebral (ictus hemorrágico). Aproximadamente el 85% de los ictus son isquémicos y el 15% hemorrágicos. Sin sangre, las células cerebrales pueden quedar dañadas o morir. Este daño puede tener distintas repercusiones según la parte del cerebro afectada. Por ejemplo, puede afectar al cuerpo, a la movilidad, al habla y a la manera de pensar y de sentir de una persona.

El ictus se puede tratar.

El Día Mundial del Ictus 2016, a nivel internacional, también hace especial hincapié en que el ictus se puede tratar. El ictus es un problema médico complejo. Ahora bien, existen formas de reducir de manera sensible su impacto. El desenlace clínico de un ictus puede mejorar significativamente si se reconocen de forma precoz sus síntomas, si se trata como una urgencia médica y se ingresa al paciente en una unidad especializada, y si este tiene acceso a los mejores cuidados profesionales.

El ictus destroza vidas en todo el mundo

El ictus es la principal causa de discapacidad y la segunda causa de mortalidad en todo el mundo. Cualquier persona de cualquier edad puede sufrir un ictus. El ictus nos afecta a todos: supervivientes, familiares y amigos, lugares de trabajo y comunidades.

ictus-2016-1

Pueden encontrar más información en:

Por Neurocirugía Barcelona